Disable Preloader
A continuación te damos las claves para que persistas hasta conseguir tu objetivo. 
I: importante 
D: detallado 
E: específico 
A: asequible 
L: límite
Empezamos un año nuevo y con él nuestra lista de propósitos. Es IMPORTANTE tener claro qué queremos mejorar de nuestras vidas, qué actividades queremos emprender o retomar y qué habilidades queremos conseguir de una vez por todas. De un año para otro nos pueden suscitar inquietudes y nuevos retos que no sabemos nunca cuando emprendes. Pues bién, el prinicio de año es genial para ponerse manos a la obra. Si, por el contrario, eres emprendedor, en año nuevo no estarás empezando de cero; seguramente seguirás trabajando en tu proyecto. Este es un gran momento para librarte de todo lo que te detuvo el año pasado y empezar con gran fuerza. 
A la hora de plantearte lo que quieres mejorar sé DETALLADO, escribe tantas listas como necesites. No importa cuántas veces hayas fallado, lo que importa es que lo intentes y que seas preciso en tus notas. Así que sé ESPECÍFICO en tu lista de propósitos. Deja de escribir ideas generales y retos inalcanzables. Ajusta tus retos a tu estilo de vida. No idealices tus objetivos, pues abandonarás en pocas semanas. Sé positivo: siempre tenemos que aspirar a superarnos a nosotros mismos. ¿Hubo cosas que no lograste el año pasado? ¡Olvídalo! El año terminó y estamos en un nuevo inicio donde puedes volver a intentarlo.
¿Tuviste un gran año? ¡Genial! Ahora es momento de apuntar más alto y dar el 110 por ciento. También te pedimos que tengas los pies sobre la tierra. Ten claro lo que puedes llegar a lograr y lo que está fuera de tu alcance; ten objetivos ASEQUIBLES.  Como por ejemplo: “hacer más ejercicio”, “leer mucho”, "aprender un nuevo idioma"; todos estos son propósitos muy ambiciosos a los que deberás saber poner LÍMITE, es decir, será mejor que acortes tus metas para ver logros a corto plazo, como por ejemplo: "empezar con 10 flexiones cada día", "leer 10 páginas de un libro al día", "ir un día a la semana a una academia".  Al final del día no te desmotives, persigue tus sueños: vale la pena saber que quien quiere puede.Si eres responsable con tus propios objetivos, verás resultados en pocas semanas y te servirá de motivación para continuar y evolucionar en tu nueva actividad. Aquello que un día fue una idea, se convertirá en parte esencial de tu rutina y habrás conseguido alcanzar tu propósito IDEAL